Calle Margarita Xirgu, 1, 29010, Teatinos, Málaga

Cómo hacer una buena Exposición Oral

en la Universidad de Málaga (UMA)
hablar en público

Algunos de los residentes en Balcón del Romeral nos preguntan cómo pueden hacer una buena exposición oral en la Universidad, ya que muchos de ellos, antes de venir a la Residencia Universitaria no habían realizado exposiciones ante una audiencia. Cuando comienzas a estudiar en la Universidad, en casi todas las Facultades, te das cuenta de que esto es bastante frecuente y se da por sentado que los universitarios pueden hacer una exposición de unos minutos, sin problema, ante toda una clase.

En esta situación diferente y en la que puedes verte en el centro de una diana, algunas personas pueden mostrar nerviosismo o estrés que acaba arruinando el trabajo realizado. Si quieres saber cómo conseguir superar estos nervios, lee este post y esperemos que te sea de gran ayuda.

Vamos a organizar lo que puedes hacer en dos partes: Antes de la exposición y Durante la exposición.

  • 1. Antes de la exposición:
    – Por supuesto, lo primero es prepararte bien el tema que vas a exponer ante tu clase en la Facultad.
    – Una vez lo hayas leído y subrayado, esquematízalo y memorízalo, teniendo en cuenta los apartados con títulos.
    – Ahora viene la repetición: simula que estás ya exponiéndolo, habla en voz alta, sigue todos los pasos exactamente igual que como lo harás en tu exposición (por ejemplo, si te tienes que presentar, explicar qué parte te ha tocado, etc.)
    – Prepara un esquema en una sola hoja con todo el contenido de lo que quieres hablar.
    – Evalúa como te sientes. Si empiezas a sentir ansiedad, para, intenta relajarte. Respira profundamente.
    – Sigue repasándolo hasta que lo tengas muy bien aprendido.
    – Prepara lo que puedes llevar: una botella de agua, algún esquema, un lápiz,…
    – No vayas muy abrigado. Lleva una capa que puedas quitarte.

 

  • 2. Durante la exposición:
    – Respira conscientemente y trata de estar lo más relajado posible.
    – Te lo has preparado y sabes de lo que hablas. Incluso estás preparad@ para cualquier pregunta que puedan hacerte.
    – Cuando subas al estrado, echa un vistazo general a tu público. Si ves alguien al fondo a quien puedas dirigirte, como un punto fijo, hará que no te distraigas y no te fijes en la multitud.
    – Puedes sostener un boli y si te dejan un papel. Tener algo en las manos también puede darte confianza. Sobre el papel, a veces, dejan tener un esquema de tu discurso, lo cual puede ser de gran ayuda, pero no te confíes plenamente en esta herramienta, tenla solo como un apoyo.
    – Habla alto, claro y no demasiado rápido, no tengas prisa por acabar antes, ya que a veces esto hace que no se te entienda bien.

Lo más importante es confiar en ti mism@ y pensar que lo que vas a decir es muy importante. Es una información que los demás estudiantes van a agradecer y vas a ayudar a tus compañeros a que entiendan mejor este tema y por tanto, lo que vas a hacer es una gran labor. La ansiedad ante una exposición oral es algo que se supera, y la experiencia y la práctica es lo que te ayudará a hacerlo cada vez mejor.

 

Entradas relacionadas